Ducado del Infantado, un premio a la lealtad

El origen de este Ducado se remonta a 1475, cuando Diego Hurtado de Mendoza recibe este título como agradecimiento de manos de los Reyes Católicos. Pero, ¿quién era Diego Hurtado de Mendoza?

Diego nació el 25 de septiembre de 1417 en Guadalajara y, aunque se le conoce como Diego Hurtado de Mendoza, su nombre completo era Diego Hurtado de Mendoza y Suárez de Figueroa. Es el hijo primogénito de su padre Íñigo López de Mendoza, I Marqués de Santillana, título que heredó junto a otros tras la muerte de su padre en 1458.

Los títulos nobiliarios que ostentó Diego Hurtado de Mendoza a lo largo de su vida son los siguientes:

I Duque del Infantado

II Marqués de Santillana

I Marqués de Argüeso

I Marqués de Campoo

II Conde del Real de Manzanares

IV Señor de Hita

IV Señor de Buitrago

Diego, interesado por las bellas artes, llegó a ser un mecenas de reconocido prestigio. A él le debemos la construcción del Castillo de Manzanares el Real, el cual sigue perteneciendo a la familia; y el proyecto del Palacio del Infantado en Guadalajara, que finalmente fue construido por su hijo y segundo Duque del Infantado, Íñigo López de Mendoza y Luna.

En los inicios de la guerra civil de Castilla (1465), Diego Hurtado de Mendoza se encontraba en el bando contrario a los Reyes Católicos. Su hermano, el Cardenal Mendoza, comienza a interceder entre Diego y los Reyes Católicos (Fernando e Isabel); de tal modo que, en 1473 mantienen una reunión secreta ante el Papa Alejandro VI.

El resultado de tal reunión da como resultado el cambio de bando de Diego, aliándose con Fernando e Isabel. Y por la lealtad demostrada ante los derechos de Isabel la Católica, es por lo que, se le concede el Ducado del Infantado en 1475.

Diego Hurtado de Mendoza se casó en dos ocasiones. La primera ocasión fue con Brianda de Mendoza y Luna, con quien tuvo nueve hijos, siendo su primogénito Íñigo López de Mendoza y de la Vega. De sus segundas nupcias, con Isabel Henriques de Nohonra, tuvo dos hijas más.

Finalmente, Diego Hurtado de Mendoza y de la Vega fallece el 25 de enero de 1479, a la edad de 61 años, en Manzanares el Real.